“Es necesario mirar el agua como un producto forestal ya que modula la producción de alimentos y biomasa, regula la humedad del suelo hidratando la planta y por tanto, mejora la prevención de incendios„.

Esta fue unas de las principales conclusiones alcanzadas durante las jornadas de presentación realizadas por el grupo de Ciencia y Tecnología Forestal (Re-FoReST) del IIAMA, a los diferentes técnicos de la Conselleria de Medio Ambiente de las tres delegaciones provinciales de la Generalitat Valenciana.

Bajo el título „Gestión Forestal ante el Cambio Climático“, Antonio Del Campo, Alberto García Prats y María González abordaron diferentes estudios y proyectos, que determinan que la silvicultura de base ecohidrológica es la más adecuada para la gestión forestal de los bosques mediterráneos, sobre todo en escenarios de escasez de agua.

Lea el artículo completo en Iagua Magazine